Mi viejo Toshiba L850 vuelve a la vida

Pues sí, quién lo iba a decir. Mi viejo Toshiba L850, un i7 con disco SSD y 16 GB de RAM, que murió en el verano de 2016 a consecuencia de un golpe de calor que quemó el chip gráfico, ha vuelto a la vida. El milagro lo ha hecho una tienda de Aluche que es capaz de reparar portátiles y ordenadores más allá de lo típico de cambiar memorias o sustituir piezas y son capaces de reemplazar chips completos, hacer soldaduras en placa, reballing y lo que se tercie.

En esta tienda han extraído el chip dañado (el chip gráfico de AMD), dessoldándolo y poniéndole un nuevo chip. Aunque parece sencillo no he encontrado más tiendas en Madrid que lo hagan, y en otras que también hacen reparaciones a nivel de electrónica la solución que me han dado es darlo por perdido o  reemplazar la placa base completa para obtener un chip gráfico funcionando. Tentado he estado de comprar una placa en AliExpress por 100 euros y jugármela a que el chip llegara funcionando. También he estado tentado de vender el portátil por piezas (Wallapop está lleno de ofertas de este modelo, donde los vendedores fingen una ingenuidad del tipo de “funciona pero no se ve la pantalla, seguro que es fácil de arreglar”) pero el poco rendimiento económico que iba a obtener ni siquiera daba para ayudar en la compra de otro equipo.

El arreglo ha sido un poco lento, casi 3 meses, pero dado que ya llevaba año y medio sin poder usarlo tampoco me ha preocupado.

En cuanto a precio, han sido 120 euros, algo más de lo que costaba la placa base (en Ali, porque en Toshiba eran 500 cuando aún se vendían), pero con la garantía de que iba a funcionar sí o sí, y con la comodidad de no tener que hacerlo yo. Me ha parecido una buena inversión porque tener que comprar una máquina nueva habrían sido entre 1200 y 1500 euros para lograr un rendimiento final parecido. Habrá quién prefiera estrenar portátil y darlo por perdido, pero en mi caso me muestro reacio a cambiar de máquina si la que tengo me da buen servicio. Ojo, sigo renegando de Toshiba y no volveré a comprar una máquina suya en mucho tiempo, porque los tiempos aquellos en los que construían tanques del nivel de los Thinkpad o los Latitude ya han pasado.

En definitiva, que estoy muy contento porque este equipo aunque no es perfecto sí que reúne algunas de las cosas que para mí son primordiales en un portátil para trabajar más o menos a gusto.

  • Rapidez
  • Teclado completo
  • 3 USBs 3.0
  • Salida HDMI
  • Puedo instalar el SO que quiera (no obliga a usar UEFI).
  • Los componentes están bastante soportados en cualquiero S.O.

No tiene una pantalla Full HD ni tampoco el touchpad es multitouch, pero lo considero pecados veniales y se puede vivir sin ello.

Uno más uno no son dos

Quería haber escrito esta entrada hace mucho tiempo, pero precisamente la causa de no poder hacerlo es la misma que da origen a este post.

Hace algunos años llegó nuestro primer hijo. Estás muy contento porque la llegada al mundo de un hijo es lo más grande que te puede pasar, pero sabes que a partir de ese momento cambian muchas cosas porque todo tu mundo gira en torno a él, y todo tu tiempo también. Hasta ese momento teníamos una buena organización que funcionaba y que hacía que pudiéramos compaginar trabajo + ocio + amigos + familia + obligaciones sin que ninguno se resintiera especialmente. A partir de aquí, pensamos que habíamos perdido el control de todo nuestro tiempo, que hasta que fuera algo mayor no tendríamos ocasión de ir al cine o de volver a esquiar.

Con la llegada del primero el tema organizativo se resintió, para qué engañarnos. Hubo que dejar algunos aspectos de lado, o reconfigurarlos para que la reciente incorporación a la familia tuviera su sitio. Durante los dos primeros años fuimos sobreviviendo, compaginando todo lo que veníamos haciendo hasta entonces con nuestra faceta de padres.

Pero al llegar el segundo llegó el caos total. Hasta ese momento pensábamos que no teníamos tiempo de nada, pero nos equivocábamos. Ahora vemos que aún teníamos tiempo de hacer algunas cosas que después ya no hemos podido volver a hacer.  Y es que 1+1 no son 2. Son más. En nuestro caso estimamos que puede ser 3 o 4. Nuestra vida es un circo a 3 pistas permanente, con el problema de que nuestra compañía circense sólo tiene 2 miembros que se turnan en domadores, acróbatas o payasos según la necesidad del momento, combinando varias facetas simultáneamente si es preciso.  Y es que no son pocas veces en las que ambos hermanos se ponen de acuerdo para liárnosla a la vez. Si ya el primero apuntaba maneras con el sueño (duerme muy poco, como yo), el segundo le hace los coros, por lo que nuestro sueño también se resiente y mucho. Lo malo no es dormir poco, eso se lleva más o menos bien (al menos en mi caso, no así en el de mi chica). Lo malo es dormir poco y con continuas interrupciones, o despertarte en medio de la noche con alaridos y que estos duren y duren …

Por el día tenemos que dividirnos igualmente, hacer actividades con cada uno de acuerdo a lo que toca con su edad, o actividades conjuntas. Pero en cualquier caso es raro el día que uno de los dos se puede liberar para hacer la compra o cualquiera de los quehaceres que implica la casa y el día a día.  En general no hacemos planes, sólo anotamos los días de médicos y cosas que son muy importantes y que no pueden postergarse. Pero el resto de planes no existen, y si los hacemos es bastante probable que sean anulados o movidos indefinidamente. Nuestras amistades se limitan a padres con hijos en edades parecidas, con muy pocas excepciones, aunque a decir verdad las únicas veces que estamos con alguien es generalmente porque vienen a casa a vernos. Para nosotros es bastante complicado movernos al centro con 2 carros de niño, tanto yendo en Metro como en coche, por lo que lo fácil es dejar que vengan a visitarnos o quedar cerca de casa.

Si habéis llegado hasta aquí, seguramente estés pensando que soy exagerado, o que somos de mantequilla. Puede ser, no digo que no, pero nosotros lo vivimos tal como lo he relatado.

Hemos visto parejas con 5 niños que sobreviven muy dignamente, aunque claro, sólo se ve de puertas para afuera, no lo que pasa en esa casa por dentro. Para mí las familias de más de 3 hijos tienen mi total admiración y respeto. También influye que no es lo mismo ser padres a los 20 años que a los 40, y es que a los 40 parece que todo pasa más rápido y que sólo captas la mitad de los frames de cada secuencia. Pongo un ejemplo de esto que digo.

Un buen amigo mío fue padre con 25 años. Tuvo 2 peques hace 15 años y al llegar a los 40 ha sido padre de nuevo. Cierto día hablando de nuestros enanos me decía que este último era mucho más nervioso que los otros dos, que hacía cosas que los otros con su edad ni se acercaban. Me contaba sorprendido que hace poco en el desayuno, cerró un momento los ojos, según él no más de 2 o 3 segundos. Cuando los abrió, el hermano mayor tenía el bol del desayuno del pequeño en la cabeza y la leche cayéndosele por la cara, mientras que el pequeñajo se reía por ser el autor de la obra. Aún hoy no se explica cómo pudo hacerlo sin que él llegara a verlo.

Lo que pasó es lo mismo que nos pasa a nosotros, y es que con 25 años estás mucho más ágil mental y físicamente que con 40, y una noche mala con 25 se sobrelleva mejor que con 40.

Hay ahora mismo una serie que se llama “Mira lo que has hecho” protagonizada por Berto Romero y Eva Ugarte que es de las pocas que cuenta con veracidad cómo es ser padre y compaginarlo con el trabajo, la familia y el día a día.  Os la recomiendo ya que recoge muy fielmente en los primeros capítulos como se vive esto de ser padre. Si pensáis alguna vez que exagera o que esas situaciones son inventadas, os diré que no, que son totalmente reales.

 

ICSR 2018 – 17th International Conference on Software Reuse

A mediados de este año se celebrará la nueva edición de este congreso sobre reutilización de software, y tendrá lugar en Madrid, a últimos de mayo.

Podéis encontrar más información sobre ICSR 2018 en:

 https://icsr2018.wordpress.com/

(programa, ponentes, actividades …)

Instalar Visual Basic 6 en Windows 10 64 bits

Resulta que tengo mogollón de código de cuando programaba con VB. Desde los típicos programillas para hacer tareas de mantenimiento del disco duro hasta videojuegos, y multitud de utilidades para convertir de una base de datos a otra, o sacar informes. Muchas veces quiero reaprovechar algún programa que todavía hoy sigo usando haciéndole pequeños cambios pero … no puedo. Visual Basic 6 no es nada amigo de los sistemas operativos de 64 bits.

Si se intenta instalar desde el CD del Visual Studio o desde alguna carpeta del disco duro nos encontraremos con algún error (de los muchos que puede dar) y seguramente no sepamos cómo conseguir instalarlo. Hay en Internet un VB6 Portable de 6 MB que está comprimido con autorun y que para la mayoría de las cosas nos sacará de un apuro, aunque como es lógico viene sin los .ocx y bastante pelado.

Pero si necesitamos instalar VB6 en cualquier caso, aquí va un pequeño tutorial de cómo lo conseguí instalar yo.

Si te interesa saber cómo, sigue leyendo a continuación …

Continuar leyendo “Instalar Visual Basic 6 en Windows 10 64 bits”

Elegir un portátil nuevo … tarea imposible

Hace ya 2 años casi que se murió mi Toshiba L850 estando de vacaciones. Me fastidió porque era un equipo que no tenía mucho trote, pero sobre todo porque me dejó sin portátil decente para funcionar. En casa tengo varios portátiles, pero son casi todos antiguos y poco útiles (sin puertos USB 3, con WIN-XP, pantallas pequeñas, …).

El caso es que llevo bastante tiempo mirando portátil y no me termino de decidir por ninguno. Parece mentira que no exista el portátil perfecto, o que ni siquiera que la roce, y por ende sí veo precios excesivamente caros para lo poco que ofrecen en general. Que sí, que “perfecto” es un concepto diferente para cada persona, pero es que ni en mínimos se alcanza.

Para que se entienda lo que busco (y no encuentro), he aquí las cosas que me interesan que debe tener un portátil.

  1. Procesador que dé más de 5.000 puntos en cpubenchmark
  2. Mínimo 3 puertos USB 3.0 o 3.1
  3. Salida HDMI
  4. Resolución Full HD mínimo.
  5. Slot M.2 + slot 2.5 para almacenamiento
  6. 2 slots de memoria RAM
  7. 8 GB de RAM
  8. Disco SSD de 256 GB
  9. Lector de SD
  10. Tasas de transferencia decentes en los puertos USB y SD (>100 MB/s).

Otras cosas interesantes que valoro pero que son un añadido a lo anterior:

  1. Puertos USB-C (si viene alguno, bienvenido sea, pero que no sea “en-lugar-de” como en el Dell XPS).
  2. Garantía real (marca que responda en caso de fallos sin marear al usuario). Mínimo 2 años de garantía reales.
  3. Posibilidades de expansión (que pueda abrir el ordenador, que pueda fácilmente añadirle un disco duro)
  4. Que no cueste mucho dinero si es posible. Más de 1.000 euros=mucho dinero.

El uso que le voy a dar es el de preparar mi tesis, programar, navegar y volcar las fotos de la cámara cuando esté de viaje.

Bueno, pues ya vemos el contexto. No es que sea querer ser muy exigente ¿verdad?

Pues me estoy volviendo literalmente gilipollas para escoger un ordenador que tenga todas estas cosas sin llegar a los 1000 euros. Los únicos que he visto que reúnen lo que quiero son Dell Latitude 5590 (1330 Euros) y Lenovo T570 (1285 Euros). Eso sí, sin ningún tipo de floritura ni añadido aparte.

Estoy tentado de abandonar la definición de ordenador portátil tradicional y optar por un tablet pegado a un teclado, es decir, los convertibles también llamados 2-en-1 tan de moda ahora. He visto los XPS y el Yoga, y no terminan de convencerme. En el caso del XPS, veo ausencia total de puertos (sólo 2, USB-C ambos, y uno de ellos destinado a cargar el XPS), ausencia total de expansión (sólo M.2 y memoria soldada a placa) y ausencia de salida a HDMI (bueno, se puede sacar por un USB-C … si tuviera varios puertos de sobra). Es decir, adiós a usar mi trackball M570 o un teclado externo que no sea bluetooth. Viendo los procesadores que montan, son bastante flojos, no pasando de 4000 puntos… Por no hablar de la Webcam “Pitufos-Edition” que incorpora en la parte inferior de la pantalla (¿quién lo diseñó?). Todo muy lógico vaya, por lo que para mí no deja de ser un iPad grande y caro con teclado y con Windows.

Si vamos a los conceptos clásicos de portátiles, podría tener en cuenta la gama Vostro. El 5568 tiene más o menos lo que necesito pero en calidades mediocres. Puertos USB 3.0 con tasas de transferencia un poco asín, puerto SD que no llega a 20 MB/s (los Latitude dan 130 … y son de la misma marca). Cuando en las comparativas lo ponen al lado de un HP G4 ya se ve en que gama de mercado está … algo así tercera regional B. Si costara 300 euros y si no fuera Dell, lo entendería.

HP ni lo miro. Para mí no dejan de ser el equivalente a Carrefour en portátiles. Y no lo digo porque sea más o menos bueno, sino porque mis experiencias con HP siempre han sido malas, especialmente en cuanto a calidades de los componentes y en servicio postventa (recordando mi historia con el Compaq HP 2536EU y con mi scanner). El hecho de que actualmente tenga otro de gama ultrabaja (un G5 pelado) por motivos laborales no ayuda mucho a mejorar mi percepción de esta marca.

Los Inspiron de Dell no tienen mala pinta, pero no acabo de ubicarlos para qué nicho de mercado van dirigidos. En realidad, no sé eso de ninguna línea de Dell. Mientras que en los sobremesa la gama Optiplex parece lo más (especialmente la serie 7000), para los portátiles no hay una diferencia tan marcada. Hay Latitude baratos (aunque inútiles), hay Vostros baratos, Inspiron baratos … y los hay también caros y muy caros. Quitando la gama Alienware que está claro que es para juegos, lo demás parece que vale para todos los cometidos y todos los bolsillos.

Por diseño me llama el XPS, pues se asemeja a mi MacBookPro, pero me echa para atrás la conectividad. Espero sinceramente que en el modelo nuevo le dejen algún USB-A, aunque luego tenga 2 de tipo C. El resto de las marcas lo está haciendo así, y parece lo lógico, al menos hasta que la presencia de USB-C se imponga como la única.

En fin, que de momento creo que no compraré nada y seguiré tirando de mi viejo Mac Book Pro. Si os enteráis de algo que valga la pena no dejéis de avisar en los comentarios.