Los sketches, el humor y La Hora de José Mota

Actualmente, La Hora de José Mota es lo único que sigo viendo en TV mientras lo emiten. Podría verlo en diferido ya que TVE lo cuelga en TVE a la carta al día siguiente, pero es interesante poder comentarlo por Twitter y Facebook con otras personas al mismo tiempo (y en ocasiones, con los mismos actores). Llevo siguiendo a Cruz y Raya prácticamente desde sus inicios, y tras su disolución, a José Mota y su programa. He seguido a otros humoristas pero antes o después se han quemado. Empecé por Tip y Coll, que cuando empecé a ver la tele era lo que más de moda estaba. No llegaba a encontrarles la gracia pues su humor era casi exclusivamente de política y juegos de palabras con la actualidad del momento. De ahí pasé a la Trinca y a Martes y Trece. La Trinca tenía bastante ingenio en sus actuaciones, aunque como estas eran escasas no daban pie a hartarse. Martes y Trece empezaron a tener la exclusiva de la noche de fin de año y algunos especiales. Por aquel momento, el formato de sketch aún no estaba lo suficientemente aprovechado (no es como ahora que estamos empachados) y cualquiera que hiciera un sketch mínimamente gracioso triunfaba, más por la escasez que por la calidad. Otro que empezó a aprovechar este formato fue Emilio Aragón, en "Ni en vivo ni en directo", con gran acierto y buena acogida por lo explicado hace un momento.
 

Por otro lado, Pedro Ruiz en Como Pedro por su casa también hacía uso de sketches ocasionalmente. Tras algunas incursiones muy puntuales en el formato sketch, no hubo un aprovechamiento real hasta finales de los 80 y principios de los 90. En aquel momento, La Trinca comenzó a hacer un programa semanal (Tariro, Tariro, 1988), que aunque contenía sketches, no era su base principal. También Javier Gurruchaga hacía uso de este formato en La Bola de Cristal y Viaje con Nosotros, entre otros

Después de esta introducción, tenemos que empezar a hablar de de Cruz y Raya como los maestros del sketch. Tras pasar por "Pero esto qué es" y "Tutti Frutti" empezaron a hacer programas propios basados en el formato sketch, pasando de las meras parodias e imitaciones a personajes propios que poco a poco se colaron en nuestros hogares hasta tener su sello de identidad propio. Al principio en Estamos de Vuelta, y después en Este no es el programa de los viernes, desde 1998 hasta 2007 no dejaron de estar una sola temporada en antena. Inicialmente ocuparon la noche de los viernes, una franja mágica que han usado algunos de los programas más importantes de la televisión, empezando por el Un, Dos, Tres, y pasando por otros como "Esta noche, Pedro", "Como Pedro por su casa", "La huella del crimen" o "Entre amigos". Durante muchos años, el programa del viernes por la noche ha sido sinónimo de calidad y entretenimiento. El caso es que Cruz y Raya empezó a tener su programa de media hora y hasta principios de la siguiente década se mantuvieron ahí. Su programa fue cambiando de nombre y productor, pero ellos continuaban haciendo prácticamente el mismo programa. El humor que hacían era al mismo tiempo simple, pero con un código de estilo muy pronunciado. Por ejemplo, tiraban mucho de imitaciones, aunque sin ensañarse en demasía con el imitado, de manera que nadie se sintiera incómodo. Por otro lado, el humor de Cruz y Raya es, en líneas generales, un humor para todos los públicos, lo que lo hacía emitible en cualquier franja horaria. Casi todos los sketches estaban hechos en exclusiva por ellos, al menos en un inicio, para dar paso más adelante a colaboraciones y actores secundarios. Una tónica en todos sus programas es precisamente su cuadro de colaboradores, ya que actores Paco Collado, José Carabías, Patricia Rivas o Enrique Villén han estado presentes desde el principio. Incluso algunos han desarrollado su carrera como actores gracias a Cruz y Raya y se han impulsado desde aquí hacia otros proyectos.

A mediados de la década pasada, cuando se emitía "Cruz y Raya.com", el programa pasó a los lunes y luego a los martes. Este cambio de calendario coincidió con su peor etapa. Quizá debido a problemas de presupuesto o por el cansancio acumulado que supone hacer un programa semanal durante tantos años empezó a notarse en la calidad de los sketches. Estos se volvieron demasiado repetitivos incluso de una semana a otra. Durante estos años dejé de seguirlos en TVE1 ya que lo que menos me apetecía un sábado por la noche es esperarme hasta las 10 a ver el programa. Primero los grababa en VHS y después pasé directamente a descargarlos del Emule gracias a un tal TuneroLoco que cada semana no fallaba en compartir el nuevo programa. Algunos de estos programas los he visto una sola vez y ya. De hecho, prueba de que no soy el único que tiene esa percepción es que en YouTube haya más vídeos de "Este no es el programa de los viernes" que de "Cruz y Raya.com" y eso que hubo casi 70 programas de este último y emitirse cuando YouTube ya estaba en un estado bastante maduro. El caso es que José y Juan también debieron darse cuenta de esto porque en 2007 deciden separarse. Es bastante obvio que Cruz y Raya necesitan aire fresco. Una forma de seguir evolucionando fue separar las carreras de ambos. Y llegamos al inicio de La Hora de José Mota.

Desde "Este no es el programa de los viernes" he tenido la sensación de que la magia de los guiones de Cruz y Raya era de José Mota en exclusiva. Las razones es que le veía que se tomaba más en serio los programas. No se le ve reirse en casi ningún sketch (a Juan Muñoz se le escapa la risa en multitud de tomas) y por otro lado se le ve interés a la hora de desarrollar cada personaje, dotándolo de personalidad propia. Los personajes de José Mota de los primeros años son Bartolo, Tomás Rabero Pellejero, la parodia de Isabel Gemio, Escobator, la imitación de Michael Jackson, el calamar (el heavy macarra). Los personajes más habituales de Juan son el viejo Ramón, la maruja (personaje con bastante parecido a la maruja de Los Morancos), el gitano Juan Heredia … y ya. Diría que son obra suya el gitano y la maruja, ya que el de Ramón se parece bastante a Tomás y parece creado ad-hoc para darle paso en los chistes a Tomás. Su fuerte han sido las imitaciones, especialmente la de Jesús Gil, que fue la que le dio la fama.

Cuando se separan en 2007 se abre una nueva etapa donde se comprueba que José Mota era quien tenía la esencia del dúo. Ya en el especial de nochevieja de ese año se ve como Juan Muñoz es sustituido por Josema Yuste y Florentino Fernández sin mayor problema. Todos echamos ese año de menos a Juan tras tantos años viéndolo en nuestras pantallas, y la prueba es que es especial de nochevieja de José Mota con menor audiencia. Pero en honor a la verdad Josema y Florentino estuvieron a la altura. La calidad de los sketches fue muy buena, y volvimos a ver ese brillo que hacía varios años que estaba perdido. Y es en este momento cuando surge La Hora de José Mota en TVE1. El tiempo ha demostrado que ha sido un acierto, siendo uno de los programas con mejores ratios de audiencia en los 3 años que ha sido emitido. Con ello José demostró que después de 14 años conduciendo semanalmente un programa de humor aún podía seguir haciendo reír. El tipo de humor es básicamente el mismo que hacía antes. Agudo, sarcástico, ingenioso … pero sin ensañarse. Tiene un equilibrio muy bien logrado, supongo que a base de ajustarlo durante tantos años. Los sketches duran poco tiempo, no más de 5-6 minutos para no cansar. Por otro lado, cuando hace parodias con frecuencia invita al parodiado para hacer otro personaje e invitarle a reírse de sí mismo. Algunos parodiados son los mismos actores del programa como Mago More. También han asistido como invitados a sus propias parodias Pablo Motos, Carlos Sobera, Bustamante, Javier Gurruchaga, David Bisbal o Punset. José Mota es capaz de coger a cualquier persona y preparar un personaje enfatizando los rasgos más característicos de ella, mimetizando su aspecto, ademanes, acento y timbre de voz, lo que le convierte en uno de los mejores imitadores españoles de todos los tiempos. Su perfeccionamiento de esta técnica le ha llevado a desarrollar  la doble imitación, una característica consistente en imitar a un segundo personaje mientras se imita ya a otro, combinando simultáneamente rasgos de los dos personajes imitados.  Inicialmente lo hizo usando su parodia de Manolo Escobar (Escobator) que utilizó para imitar a Freddy Mercury, o John Travolta, y posteriormente Juan Carlos I, que utilizó para imitar a Camilo Sesto o a Pajares. Este tipo de imitación no se lo he visto a ningún otro cómico. De esta característica se ha visto su desarrollo y perfeccionamiento en la tercera temporada de La Hora de José Mota bajo la sección "Tu cara me suena", donde un personaje imitado es transformado en otro personaje que canta una canción. 

Colaboradores y parejas de sketches

Durante su etapa como Cruz y Raya y posteriormente, el cuadro que ha acompañado a José Mota es prácticamente el mismo. A la mayoría de ellos hemos podido verlos durante estos años en películas, series, actuaciones, monólogos, … Algunos, como Paco Collado han podido desarrollar sus personajes propios junto a José Mota, haciendo que tengan una personalidad propia como humoristas. También es el caso de Goyo Jiménez, que tuvo gran protagonismo en las 2 primeras etapas, así como Jaime Ordóñez.

Voy a mostraros algunos de ellos, ya que seguramente los conozcáis de otros programas pero no os hayáis dado cuenta, debido principalmente a que la caracterización que hacen de sus personajes es bastante buena y a veces cuesta reconocerles debajo del disfraz.

Paco Collado

Paco ya cuenta con un sello de identidad propio como El Aberroncho. Aunque había sido monologuista y cantante antes, es en La hora de José Mota cuando más protagonismo gana. De hecho es importante resaltar que es el único secundario que aparece en el opening de la tercera temporada del programa. ¿Sabías que Paco Collado salió en La Clave? ¿O en Lluvia de Estrellas? En realidad llevamos más tiempo viéndole que el que creemos. Su fuerte son las imitaciones (especialmente la de Rafael Taibo) y las canciones cantadas muy rápido. Sus personajes suelen ser personas sencillas y mundanas. Se diría que casi no tiene que hacer esfuerzo por meterse en el personaje, ya que él es ese personaje.
 

 
 
En la actualidad está ultimando los detalles para hacer su propio programa de sketches.
 
 
 
Paco Collado en los Regalos de los Bancos
 
 
El Aberroncho 

 

 

 

 

Patricia Rivas
 

 

 

Patricia es una de las dos chicas que salen en los  sketches desde los tiempos de Cruz y Raya, y actual esposa de José Mota. Sus papeles no suelen tener mucho diálogo, ya que en los sketches únicamente da paso a los chistes de José Mota pero no por ello su labor es menos importante.  Los personajes que lleva a cabo tienen un buen acabado sin acaparar protagonismo, y sin descuidar al personaje. Se mantiene bastante seria en sus interpretaciones lo que dota de mayor realismo al personaje. Una de sus mejores secciones fue la de Repu La Cerda, donde interpretaba a la señora de una casa que tenía una sirvienta muy guarra llamada Repu. También fue importante su interpretación de Terminatrix T-X (Kristanna Loken) que durante el 2004 y 2005 apareció durante varias semanas.
 

 
Patricia con Bartolo

 

 
Patricia con Juan, José y Santiago Segura parodiando a Abba.

 

 
Repu la Cerda con Patricia Rivas

Wikipedia | YouTube | Twitter 

 

3 pensamientos en “Los sketches, el humor y La Hora de José Mota

  1. Anonymous

    Que José Mota es un genio es indudable y que era gran parte de cruz y raya también pero creo que no eres muy justo con Juan Cruz.

    La hora de José Mota no llega ni de lejos a los mejores momentos de cruz y raya juntos.

    Además de que Juan Cruz tenía muchos mas personajes como Canduterio o el mítico hombre que se ahogaba junto al vigilante. Era una pareja que se compenetraba perfectamente y esperemos verles juntos de nuevo algún día.

    PD: Tampoco me parece tan malo el piloto del programa, me parece igual que la hora de José Mota.. flojito.

    Responder
  2. Alejandro Valdezate

    Bueno, Canduterio lo interpretaba Juan Cruz, pero no sé si realmente no era parte de sketch de Jamonete. Pero vale, vamos a darle por bueno. El que se ahogaba, ese sí que estaba sólo para darle el paso al socorrista (al “si hay que ir se va”) no teniendo mayor propósito.

    Y sí, el piloto del programa es MALO. Siento ser tajante, pero he de decir que se lo he mostrado a 4 personas, a las que les gustaba Cruz y Raya y José Mota, y NO les ha gustado. También lo ha visto gente que no era seguidora y tampoco. El programa carece de ritmo, los sketches son demasiado largos y las gracias son demasiado tópicas/predecibles. Llegar hasta el final del programa cuesta esfuerzo, así que además de malo, es largo. Sería mejor que lo hubieran dejado en 15-20 minutos, y así al menos no se hacía pesado.

    Ah! Gracias por compartir tu impresión. Así tengo otra opinión más 🙂

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *