Archivo de la categoría: teatro

Cruz Y Raya Vídeos en YouTube

Esta es la lista de todos los vídeos que tenía en mis VHS antiguos y que he rescatado para dejarlos subidos subidos en YouTube. Espero que los disfrutes.

Ojalá que en algún momento TVE rescate del archivo todo el material que hay de Cruz y Raya y lo cuelgue en su web. Mientras tanto aquí está esto. Disculpad la calidad pero los VHS no dan más de si.

No es tan fácil, Teatro Tarambana

Hace ya tiempo que no íbamos al teatro, así que cuando Arol y Miriam nos propusieron ir a ver alguna obra acogimos la idea con mucho entusiasmo. Ultimamente hemos ido a ver en teatro a Reugenio, Toc Toc (primera y cuarta temporada), La cabra, o Ser o no ser. De todas la que más nos ha gustado hasta ahora es Toc Toc, sobre todo porque consigue lo que uno pretende yendo al teatro: reír y pasar un buen rato.

La sala Tarambana al principio nos tiró un poco atrás, ya que nunca había estado allí y yo iba esperando una sala más grande, tipo Teatro Príncipe o Español, así que cuando vimos la sala tan pequeña con sitio para 30-40 personas pensamos que igual nos habíamos equivocado de obra. Sin embargo, nada más empezar nos dimos cuenta que habíamos acertado de pleno. Durante hora y media, no pudimos parar de reír. En un pequeño escenario que recrea un bar normal y corriente (podría ser de cualquier barrio) un chico joven entabla una conversación con un camarero al que no conoce de nada para que le asesore en la empresa de abandonar a su mujer de la manera más suave posible. Ya que esto es en sí una paradoja (no existen rupturas suaves) el tipo se obstina en buscar una solución que no sea dolorosa para ninguno, pero  nunca llega a encontrar una solución buena. La gracia de esta obra es que cada una de las ideas que se les ocurre a ambos (camarero y marido) es imaginada y simulada para ver cómo sería.

La obra es de Paco Mir, está dirigida por Rubén Ruiz e interpretada por Jorge Sanz Peña, Elena García Moreno e Israel Álvarez, 

Yo os recomiendo que vayáis a verla, ya que creo que os gustará tanto como a nosotros.

 
 

Reugenio, en Teatro Lara

Llevaba unos 5 meses siguiendo a Reugenio por Internet y por Facebook. Como pasa en muchas ocasiones, te interesas por un artista y cuando quieres ir a verle, no puedes porque no tienes edad, o no tienes dinero, o lo que sea. Y pasa el tiempo, y tus circunstancias cambian (y ya tienes dinero, o coche, o tiempo) y por desgracia, no sólo las tuyas. Esto es lo que me pasó con Eugenio en su día, ya que cuando estuve en situación de poder ir a una actuación suya, él ya no estaba para poder verle. Pero por suerte surgió Reugenio. He de admitir que la primera vez que le vi pensé que en realidad se trabaja de Gerard Jofra, uno de sus hijos, ya que es él quien se encuentra detrás de “Saben aquel que diu Producciones“. No es que se parezcan físicamente, sino que Gerard es quien se encuentra produciendo a Reugenio. De hecho en el teatro pude apreciar que no era el único que lo había pensado, pues escuché a varias personas comentar sobre “lo que se parecía Reugenio a su padre”. De hecho mi familia no paraba de preguntarme si Reugenio era su hijo. Ya les decía yo que no, pero el parecido es tan grande, incluso en el timbre de voz, que supongo que es bastante lógico pensarlo.




Y bueno, volviendo al comienzo, a través de Gerard y Facebook tuve noticia de que Reugenio venía a Madrid, del 4 al 14 de febrero, al Teatro Lara. No lo dudé ni un momento y me puse a ver fechas para ver a cual de las funciones podría ir. Además, “Saben aque que diu” ofreció unos descuentos para la primera función. Dado que en mi caso íbamos a ir 6, valía la pena. Así que cogimos entradas para la primera función.

En mi caso fuimos Mabel y yo, mi madre y mis tíos. A todos nos gustaba mucho Eugenio (a unos más que a otros). Yo ya conocía a Reugenio de Internet y ya sabía lo bien que lo hacía, pero estaba interesado en saber cual iba a ser la reacción de ellos. Si le veían tanto parecido como yo, si pensaban que era bueno. Y sí, desde luego cumplió sobradamente las expectativas.

La función comenzó a las 22.30. Vino bastante gente, aunque el teatro no se llenó (de hecho, no es nada fácil llenar un teatro con un espectáculo de estas características). Reugenio conectó con el público nada más empezar la función. Una cosa muy buena a su favor y que también hacia el mismo Eugenio es interactuar con el público. Escuchar lo que dice y comenzar un diálogo con cualquier persona que tuviera algo que decir. Con frecuencia estas situaciones son más cómicas que los propios chistes. Esto sirvió para romper la fina capa de hielo, pues realmente los que acudieron iban con muchas ganas de réirse y no hubo que insistir demasiado. Reugenio comenzó con los chistes más clásicos de Eugenio y poco a poco dio paso a otros chistes no tan conocidos y alguno nuevo. Durante hora y media nos entretuvo, intecalando con los chistes pequeñas escenas improvisadas. Y esto no es nada fácil, pues cuando se trata de canciones, es fácil llenar hora y media sin mucho esfuerzo, pero sólo con chistes y con una sola persona en el escenario, no conozco mucha gente que sea capaz de hacerlo. Los monologuistas más famosos de ahora mismo no están más de 20-30 minutos sobre el escenario, o se alternan con otros para no cansar ni cansarse.



Ahora bien, la parte menos positiva de la actuación es la que se le puede achacar a cualquier imitador, y es que finalmente está atrapado por los límites del personaje al que representa. En el caso de Reugenio, lo hace tan bien como lo haría el propio Eugenio, con las ventajas y desventajas que ello representa.

Y bueno ¿qué más decir? La sensación que me ha quedado tras salir del teatro es la de haber pasado una noche con el mismo Eugenio y haber disfrutado de sus chistes.

Os dejo los datos para que vosotros también vayáis a verle.

Horarios de las Actuaciones:


Viernes 5 – 23.30
Sábado 6 – 23.58
Domingo 7 – 21.00
Jueves 11 – 22:30
Viernes 12 – 23:30
Sábado 13 – 23:58
Domingo 14 – 21:00


Las entradas se pueden sacar en el propio Teatro Lara (11 a 13 y 17 a 22h) y en Entradas.com, si bien, y como ya sabéis, mi experiencia con Entradas.com es bastante mala, por lo que siempre recomiendo usar una alternativa (en este caso, el propio Teatro). Por desgracia he olvidado llevar mi cámara, así que las fotos que pongo no son mías (sino de Saben aquel que diu y Promentradas).


Toc Toc

Para quitarnos el mal sabor sabor de boca del no-concierto de Alicia Keys, ayer estuvimos en el teatro Príncipe viendo una obra llamada Toc Toc. Fueron 2 horas de no parar de reír y puedo decir que es la primera obra en la que no he mirado el reloj ni una sola vez.

La obra cuenta con un reparto sensacional, empezando por Nicolás Dueñas (Aquí no hay quien viva, La Familia Mata) que aunque últimamente ha hecho bastante televisión, es una figura clásica del teatro español que ha perdurado desde los 60 hasta hoy, sabiendo adaptarse a cada época. En segundo lugar, Daniel Muriel (Escenas de Matrimonio), que también hace muy bien su papel, y aunque no es tan conocido, también ha hecho bastante teatro a lo largo de su carrera. Y lo mismo podría decir de los 6 actores que están todo el tiempo en el escenario, y la 7ª actriz que interviene ocasionalmente.

El guion es bastante completo y rápido, no dejando momentos vacíos y siendo una continua corriente de risas y de humor. Y hablando del humor, no es un humor rebuscado, sino todo lo contrario, sin caer tampoco en la gracia previsible. El personaje de Esteve Ferrer está muy logrado, siendo el que lleva la mayor parte del protagonismo y diálogos, y ahora pasando a los componentes femeninos. Ana María Barbany (Lisistrata, Lo mejor que le puede pasar a Croissant) se mete en su papel de beatona, de forma que seguro que su personaje nos resulte familiar, ya que es bastante frecuente encontrar en nuestro entorno una persona exactamente así (sobre todo por el aspecto externo). Gracia Olayo (El Efecto Mariposa, Mujeres), Inge Martín y Sara Moros cierran el reparto.

Del argumento no voy a hablar. Yo fui sin conocerlo y creo que quien vaya se divertirá mucho más si no sabe lo que va a encontrar.

La entrada vale 25 euros, y desde luego que vale la pena, ya que el teatro Príncipe no es muy grande y está muy bien distribuido, así que estemos donde estemos se verá la obra perfectamente.

Para finalizar, un pequeño vídeo de la obra:


Más información: Espormadrid.

Ser o no ser

Cuando llegamos al teatro Alcázar, lo primero que nos encontramos es al señor que aparece en la foto en la parte superior, es decir, al que va de Hítler. Allí estaba, mirando al frente ajeno a todo lo que ocurría. Una vez en nuestras butacas, apareció desfilando por el pasillo central. Y es así como comienza esta comedia con un reparto tan selecto.

La primera media hora hay que decir que se hace larga. Los chistes son demasiado sencillos, como para agradar a todo el mundo, que pecan de simplones. Otras partes del diálogo no se les ve el sentido (luego lo tendrán) pues son las piezas para construir la línea argumental que vendrá después.

En el reparto, hay varias figuras de la televisión y el teatro que a nadie son ajenas. Empezando por José Luis Gil (Aquí no hay quien viva) y Amparo Larrañaga (Periodistas), además de Diego Martín (Policías, Aquí no hay quien viva). Hay que reconocer que la mayoría de los chistes los protagoniza y sufre José Luis Gil, que sufre muy dignamente su papel de mamarracho, papel que parece que le cuelgan en todo lo que hace últimamente. En cuanto a Amparo Larrañaga y Diego Martín, protagonizan una línea argumental propia, que a veces es demasiado repetitiva, y aunque arranca sonrisas, llega a hacerse pesada en algunos momentos. El papel de Amparo no me gustó mucho. No convencía. No llegué a estar seguro de que el papel fuera así o de si ella ponía demasiado interés por agradar al público. Del resto del reparto no puedo decir sino cosas buenas, aunque por desgracia no los conozco de obras anteriores por lo que no puedo decir si su trayectoria es buena o si su actuación es mejor o peor de lo que suelen hacer.

Para quienes no la hayan visto, la obra tiene mucho que ver con la película “La niña de tus ojos”. Trata de una compañía teatral en tiempo del nazismo y de como debe sobrevivir para evitar que los maten. Es decir, que es una comedia, y a la vez un drama de trasfondo.