Trámites de paternidad y maternidad cuando nace tu hijo

Si está cerca de nacer tu hijo te interesará tener a mano una lista de los trámites que debes hacer. No son muchos pero sí conviene saberlos porque tienen unos plazos y según como los hagas puedes ganar o perder dinero y días de permiso. 

Cuando tu hijo nace en un hospital, te traerán 2 cosas: un informe médico de maternidad (papel amarillo) y la encuesta estadística (rojo o azul). Estos papeles debes llevarlos al Registro Civil en las 72 horas posteriores al parto. Al registro debes llevar:

  • Libro de familia (si no lo tienes aún, te lo dan allí).
  • El informe médico de maternidad (papel amarillo)
  • Encuesta estadística (el otro papel que te dieron)
  • Sentencia de separación o divorcio, si en alguno de los dos padres se da el caso.

Con todo esto saldrás con la inscripción en el Registro Civil hecha, lo cual se traduce en el Libro de Familia incluyendo al bebé y que el Registro pueda expedir certificados liberales de nacimiento a lo largo de su vida (que serán muchas veces, ya que se piden para todo). También te darán el primer Certificado Literal de Nacimiento si lo pides, que te vale para hacerle el dni al niño (si le quieres hacer una cuenta corriente, lo necesitarás).

Ahora vamos con la madre. Para acceder a la baja de maternidad debe pedírsela al médico de cabecera. El médico le dará un papel con la baja. La baja la debe llevar a su empresa y allí pedir certificado en su empresa para acceder al permiso de maternidad (16 semanas). Durante este tiempo de permiso, deja de pagar la empresa y pasa a hacerlo la Seguridad Social. Tiene que pedir cita en el INSS y llevar:

  • Libro de familia
  • DNI
  • Baja de maternidad
  • Nº de cuenta donde le ingresarán el sueldo

Para el padre la cosa va sustancialmente igual, salvo que no tiene que ir al médico de cabecera ni pedir la baja. Lo demás, todo igual.

Seguimos con el bebé. Ahora hay que darle de alta en la seguridad social. La tarjeta del bebé estará conectada a uno de los 2 progenitoresd. Conviene que esté adjunto al progenitor que más estable esté en su trabajo para no tener que andarle cambiando de uno a otro en caso de despido. Hay que llevar:

  • Libro de familia
  • Cartilla SS en la que se apuntará al bebé
  • Tarjeta sanitaria del progenitor escogido.
  • Impreso de afiliación del bebé a la SS (lo dan allí).

Del INSS nos vamos al hospital de atención primaria para tramitar la tarjeta del bebé y pedir pediatra. Llevamos:

  • Libro de familia
  • Certificado de empadronamiento del bebé
  • Impreso de afiliación del bebé a la Seguridad Social (el de antes)
  • Impreso de solicitud de la tarjeta sanitaria para el bebé (la dan allí).

Ya lo único que resta es pedir las deducciones por nacimiento de hijo (para las madres) que son 100 euros mensuales. Esto se tramita en la AEAT y es durante 3 años. Es una deducción, por lo que se obtiene de las retenciones de la nómina (si no hay retención, no hay deducción). Se puede hacer online. Dependiendo de donde vivashabrá unas deducciones a nivel autonómico, como rebajas en los tipos de IRPF (generalmente un punto para cada padre). Míralas bien de cara a la próxima declaración de la renta.

PERMISOS DE PATERNIDAD

En primer lugar, si eres hombre, debes saber que cuando nace tu hijo te corresponden 2 días de permiso, que pueden ser 4 si el convenio lo contempla. En el caso de mi empresa, son 4 días de los cuales al menos 2 deben ser laborables. Esto es porque si te pasa lo que a mí, que tu hijo nace en sábado, esos dos días que te corresponden por ley ya estarían perdidos. Pero si el convenio mejora este punto, entonces no tendrás que usar aún la paternindad. Así que lo primero que debes hacer es leer el convenio  a ver qué dice a este respecto. Si no lo mejora, puedes hacer una cosa y es pedir 2 días por ingreso hospitalario de tu cónyuge. Si nace un sábado, generalmente hasta 48 horas después mínimo no os darán el alta. A continuación de estos días por nacimiento vienen los 13 días que da el estado  por paternidad. Estos 13 días son naturales así que para estirarlos lo más posible conviene que empiecen a contar un lunes para evitar que se desperdicien en fines de semana. Empezando un lunes terminaría un sábado, lo cual significa unir 16 días de permiso (los 13 + 3 de fines de semana anteriores y posterior). Si lo hacemos de cualquier otra manera, perderemos 4 días en fines de semana por lo que lo interesante es hacer que empiecen en lunes. La ley no obliga a que los 13 días de paternidad tengan que venir a continuación del permiso por nacimiento, que sí tiene que empezar a contar cuando nace el niño, así que es factible coger el permiso por paternidad, trabajar 2 o 3 días (o pedir vacaciones esos días) y a continuación la paternidad. 

Con los 15 días de vacaciones posteriores al nacimiento a los padres no nos da para nada, así que si podéis hacerlo, os recomiendo que cojáis las vacaciones de ese año, si pueden ser todas juntas mejor, porque el primer mes es duro, sobre todo si se tiene que encargar uno de los dos solo del bebé. Así que si puedes cogerte 3 o 4 semanas, hazlo. Tu pareja lo agradecerá y tu hijo también.

El gobierno lleva varios años estudiando ampliar los 15 días a 1 mes. Sigue siendo poco sin duda, pero menos son 15 días. En muchos países ya se aplica el mes de permiso, y en España tenía que haber entrado en vigor ya 3 veces, pero por falta de presupuesto aún no se ha hecho.

REDUCCIÓN DE JORNADA

Cuando pase ese tiempo, uno de los pocos derechos que aún nos queda es pedir reducción de jornada en nuestro trabajo. La reducción de jornada implica pedir una disminución de entre 1/8 y 4/8 de la jornada (entre 1 y 4 horas diarias si tu jornada es de 8 horas) teniendo una disminución de sueldo proporcional a esta reducción. El hecho de reducir la jornada permite que un trabajador pueda tener acceso a la jornada intensiva todo el año. Dependiendo de lo avanzada que esté la empresa en materia de derechos del trabajador te permitirán coger horarios de 7 horas continuadas. Otras sin embargo te obligarán a coger reducción de jornada con turno partido. La solución en estos casos es reducir tu jornada hasta justo antes la hora de comer. El horario de la empresa generalmente viene en el convenio y suele ser de entre 1 hora y 2 horas para comer. En definitiva, se trata de echar cuentas con tu pareja y ver hasta donde podéis reduciros el sueldo sin problemas. Por cierto, que podéis pedirlo los dos a la vez siempre que no trabajéis en la misma empresa. Mi recomendación es que si podéis permitíroslo lo hagáis. El primer año con el bebé es de locura total. Los 4 meses de maternidad se pasan rápido, muy rápido y cuando estéis trabajando los 2 vais a necesitar todo el tiempo del mundo.

En la petición de reducción de jornada debe constar tu nombre, la fecha en la que comienza la reducción de jornada y la reducción que pides. Debe hacerse con 15 días de antelación al comienzo de la reducción (no tiene que ser necesariamente cuando te incorpores). La empresa generalmente tiene su propio modelo para pedirlo, pero es lo de menos, porque el modelo debe incluir estos 3 campos. Algunas empresas también piden la fecha de finalización de la reducción de jornada. Por ley, actualmente son 12 años el máximo, así que si no tienes claro cuanto tiempo quieres estar con reducción de jornada, pon 12 años directamente. Para cambiarlo siempre hay tiempo. La jornada se puede cambiar tantas veces uno quiera (algunas empresas sólo permiten 1 cambio al año, aunque en realidad no tienen potestad para restringir el número de cambios). También puedes hacer horarios diferentes a lo largo del año, por ejemplo, puedes hacer una jornada de 5 horas en invierno y de 6 en verano para adaptarte a la jornada intensiva. En verano no cobrarás el 100%, porque la reducción de horas se computa respeto a las horas anuales, así que en cada caso cobrarás el porcentaje que te corresponda. 

Las ventajas de la reducción de jornada, aparte de tener más tiempo para estar con tu hijo, son las siguientes.

  • Posibilidad de jornada intensiva.
  • El horario lo decides tú (dentro del horario marcado por la empresa).
  • Cotizas a la S.S. por el 100% durante los 2 primeros años.
  • Si te vas al paro en este tiempo con derecho a prestación, cobrarás el 100% (como si no hubieras tenido reducción de jornada).
  • Protección del trabajador contra el despido improcedente (pero sigues siendo sensible a los EREs)

PROTECCIÓN DEL TRABAJADOR CON REDUCCIÓN DE JORNADA

Es un derecho del trabajador, por lo que la empresa no puede negarse a darlo salvo motivos muy concretos. En el caso de consultoras informáticas ninguno de estos casos suele aplicar así que generalmente es únicamente hacer el trámite de pedirlo y ya. Pero eso sí, hay que pedirlo bien, ya que según sea de buena la empresa, a la solicitud le pueden pasar "cosas" como perderse. Mi recomendación, como siempre, para evitar problemas de "no me ha llegado el email" o "es que no está bien relleno" es enviarlo directamente por burofax. Si falta algún dato, se puede enmendar a posteriori. Pero la empresa ya no podrá argumentar que no ha recibido la petición. Digamos que en algunas empresas son bastante frecuentes los despidos justo a continuación de que la empresa tiene constancia de que un trabajador va a pedir la reducción de jornada. Si una persona es despedida tras haber hecho la petición y puede demostrarlo, en caso de tener que ir a juicio por despido, el juez lo entendería como despido nulo y el trabajador tendría que ser readmitido automáticamente. 

Con esto ya tienes toda la información para ir sobre seguro al hacer los trámites con tu bebé y para no patinar en ninguno de los papeleos. Pon algo de atención al preparar la documentación, porque te puedes ahorrar muchos viajes. Muchos de los trámites se pueden hacer online, y el bebé no tiene que ir prácticamente a ninguno salvo al primero (libro de familia).

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *